Plataforma Nacional de Madrid al Cielo

El mes de noviembre empezaba con la primera Plataforma Nacional (PN) de nuestra Federación. Los días 6, 7 y 8 de noviembre nos reuníamos en Madrid delegados de todas las secciones de ESN España para presentar, debatir y votar todos los aspectos y cuestiones que teníamos en el orden del día; un orden del día que se preveía saturado, pero que gracias al buen hacer de la moderadora y junta con un gran trabajo previo, y sobre todo de los asistentes, se llevó a término en el horario establecido.

Y es que, como decía Amaranta Molina moderadora de la PN “han sido unos días llenos de emociones y nervios, en los que a veces los matarías y otras te los comerías a besos, en esa montaña rusa en la que había momentos que nos sabias por donde tirar pero que en otros tenías muy claro qué hacer o decir”.

Para ello, el jueves por la tarde poníamos rumbo a la capital, desde cada rincón de la península, con la firme intención de sacar el máximo provecho de esta primera reunión anual. Una reunión donde el relevo generacional se ponía de manifiesto, quedando demostrado tanto por parte del Comité Organizadr (OC), que apostaba por un equipo compuesto por veteranos y nuevos a los que enseñar cómo organizar un evento, como por las distintas secciones, que llevaban de la mano a nuevos miembros a los que mostrar qué se cuece a nivel nacional e inyectarles el gusanillo de la federación.

Se trataba de una plataforma que habían organizado y mimado desde la mayoría de las secciones de la capital con la intención de reunir el mayor número de asistentes hasta la fecha. Y lo consiguieron, más de 150 participantes tuvimos la oportunidad  de decir #YoVotéEnLaGranVía.

Como apuntaba Marta Guasp, miembro del OC “Era la primera vez que las secciones de Madrid, todas, se juntaban para un proyecto en común. Y demostrado queda que cuando se juntan fuerzas y se apuesta por el trabajo en equipo, los resultados son una PN en pleno centro de Madrid, que ni literas que se caen ni manifestaciones que bloquean el paso pueden desmerecer”.

Se avecinaba una plataforma convulsa, con muchas decisiones que tomar, muchas tareas pendientes y muchos cambios en el tintero. Pero tras un fin de semana lleno de presentaciones, informes, preguntas y comentarios, cerramos el acta con muchas novedades para la federación.

Se aprobaron tanto los planes de acción de los comités y proyectos como el presupuesto anual, se completaron los puestos vacantes de la Junta Nacional con la incorporación de Eduardo Martín como Presidente, Óscar Pérez como Vicepresidente y Leticia García como Communication Manager y las secciones candidatas ESN Coruña y ESN Bilbao lograron convertirse en secciones oficiales.

Carlos Figueroa (presidente de ESN Coruña) mostraba su ilusión por quitarse la coletilla de Sección Candidata de encima y sentirse ya como una sección más de ESN España y su agradecimiento y cariño que todos les hemos dado desde el primer momento”.

Por último, Daniel Rodríguez, Marta Guasp, María Gálvez y Jorge Martín cedieron sus posiciones en la primera línea de batalla para seguir luchando desde la retaguardia que los miembros de honor ostentan. A este respecto Marta expresaba que “la PN ha sido muy especial. He vuelto a Madrid para “despedirme” de ESN en la ciudad en la que entré en este mundo, lo he hecho rodeada de amigos que me llevo de todo esto y organizando una PN que era de las pocas cosas que me quedaban por hacer. Ha sido un fin de semana intenso que quedará como un bonito recuerdo junto a los otros muchos que guardo de ESN”.

Pero no todo iba a ser trabajo. Cuando terminaban las plenarias llegaba el momento de disfrutar de la parte más lúdica de la plataforma, ya sea en los descansos donde intercambiabas impresiones, en las cenas multitudinarias o en los ratitos de ocio nocturno. Sin duda me quedo con la cena regional, donde cada sección mostró su orgullo patrio vistiendo trajes típicos de cada comunidad además de ofrecer los productos más representativos de su tierra, aunque hay que agradecer al OC por aportar el punto más castizo aportando gorras y claveles para que todos los asistentes nos sintiéramos un poco más madrileños.

Para terminar, me gustaría dejar una reflexión como novata un tanto atípica, ya que se me hacía raro ver que esos denominados dinosaurios – como llamamos a los ESNers que llevan mucho tiempo trabajando en sus secciones y para la federación – eran de mi edad o incluso más jóvenes. Las primeras veces siempre dejan huella y de esta, mi primera plataforma, me llevo una experiencia increíble; desde el minuto uno he tenido la sensación de que pertenecer a esta red es un regalo que me ha dado la vida para aprender de personas de todos los ámbitos y en contextos en los que difícilmente lo habría hecho. Espero tener la oportunidad de seguir conociendo más a fondo a nuestra federación en futuros eventos porque, sin duda, y ahora que el cuerpo está recuperado de la falta de sueño, me quedo con ganas de más, mucho más.

Patricia Macías, ESN Huelva (con la colaboración del Comité Organizador de la Plataforma Nacional de Madrid)

Deja un comentario