Lee la letra pequeña del ‘contrato’

Cómo empezó todo…

Ya ha pasado casi un año, pero lo recuerdo como el primer día. El instante donde empezó, el click del botón enter al enviar mi candidatura para Communication Manager de ESN España. Nadie me dijo lo que me iba a pasar a partir de ese momento.

Dos semanas después, ya había pasado la fase de la ronda de preguntas vía correo, y me encontraba delante de toda la federación para presentar mi candidatura, respiré, cogí el toro por los cuernos y me lance a la piscina. La gente me preguntaba por qué lo hacía, que pasaba en mi cabeza para querer presentarme. La razón de todo ello, sólo había un ¿y por qué no? ….

La cruel realidad

Todo en esta vida es un proceso de aprendizaje continuo, es el momento de dar cera a tus proyectos e ideas como Junta Nacional. No es fácil tener 100 mensajes en tu bandeja de correo y no saber gestionarlos en tu día a día. Al final te acabas haciendo a ello, tanto para los buenos correos como para los malos. Tienes que cambiar el chip, ya que no sólo tienes tu sección sino que, ahora, están pendientes de ti, 35 secciones a las que debes ayudar 24/7.

Muchos habéis escuchado 24/7, pero… ¿qué es esto? Es tener la cabeza en #ESNbubble y estar disponible 24 horas los 7 días de la semana, ¿imposible? Créeme, yo pensaba que lo era, pero no, no lo es. Cuando llevas un tiempo como Junta Nacional y crees que lo tienes bajo control, viene la parte que menos esperas: la de compaginar tu vida familiar, tus amigos y el trabajo de las 45 horas semanales, con todo lo que te espera en tu ordenador.

Cuando ya eres consciente que tu vida es 100% ESN y no tienes tiempo para nada más, empiezas a pulir cera y dar a luz todos tus proyectos. Es aquí cuando miras hacia atrás y piensas que todo lo que has hecho, has trabajado y has sufrido, ha tenido un por qué. Cuando tus compañeros te saludan y te dan la enhorabuena por todo lo que has hecho por ellos, justo en ese momento, te das cuenta de que todo ha valido la pena.

Erasmus Student Network más que una familia

Cuando estás en la primera reunión física y ves que no conoces a nadie, empiezas a plantearte qué haces ahí realmente, sentado con ellos, discutiendo del futuro de ESN España, escribiendo ideas, preparando un DAFO, un CANVAS y es cuando ese momento llega: el momento en el que todo encaja.

El instante donde empiezas a colocar los poss-its en la pared y ves que todo concuerda, que esas personas desconocidas tienen la misma proyección que tú y surge una conexión extrasensorial, donde crees ya conocerlos más. Pero no eres consciente de nada de esto hasta que despiertas al día siguiente y ves que estás en la RAFE de tu final de mandato. Porque todo lo que has vivido en la Junta Directa ha sido un sueño, donde para casi todos ha sido un año entero, para ti ha sido solo un sueño de una noche; no sólo por la intensidad de cómo han ido surgiendo las cosas, sino también, por los momentos que has vivido junto con la Federación. Es cuando no puedes creer que todo haya pasado así de rápido.

Pero la cuestión es que te advierten de que es un año que pasa volando, y te dicen que disfrutes de él al máximo, porque, si no, llegará la última plataforma y no tendrás constancia de todo lo sucedido; ya que si vives lo que amas, tus hobbies se convierten en una pasión, no hay nada más que te importe que tu familia y tus compañeros de Erasmus Student Network.

Ahora bien, si me dijesen de repetir el año, yo, lo tendría claro, cerraría los ojos de nuevo y me dejaría llevar… por esta asociación, por estos compañeros, por esta familia, por ESN España.

 

Enrique Calatayud Espinosa

Communication Manager de ESN España

Deja una respuesta